Sé el líder de todo aquello que decidas llevar a cabo y que nada ni nadie te frene

Sé el líder de todo aquello que decidas llevar a cabo y que nada ni nadie te frene
4 Estrategias para ser el líder de tu proyecto

4 Estrategias para ser el líder de tu proyecto

  • ¿Estás por iniciar un nuevo proyecto?
  • ¿Ya empezaste hace un tiempito un determinado emprendimiento, pero te sentís estancado, paralizado o un poco perdido?

Da lo mismo si estas iniciando algo (un nuevo trabajo, el estudio de una carrera, la búsqueda de tu próxima vivienda) o si estás en medio de ese camino que emprendiste hace un tiempito atrás y de pronto te sentís paralizado, te cuesta avanzar, tomar decisiones óptimas, perdiste la motivación y/o ese empujón y esa fuerza con la que arrancaste meses atrás.

Sea cual sea la situación que estés atravesando, es importante que tengas conciencia de tu rol de liderazgo. Sos el protagonista de aquello que elegiste iniciar y, aunque el proyecto lo compartas con otros, no cabe duda que ocupás un papel importante en la toma de decisiones y en la ejecución de las mismas para que finalmente se concrete lo que te has propuesto. ¿Estás dispuesto a asumirlo? Porque liderar tu propio proyecto implica en primera instancia que te “arremangues la camisa” y empieces a “remar” 🙂 o sea, a ocupar tu lugar, el que te corresponde y el que merecés y necesitás tener. Que vértigo, ¿no?

Ahora bien, para asumir este papel entonces, ¿sabés cuáles son los aspectos que tenés que tener en cuenta?

Tomá nota de las 4 sugerencias que te mencionaré para ejercer el liderazgo de tu proyecto efectivamente:

  • Organizá y diferenciá los objetivos y las metas desde el corto, mediano, hasta el largo plazo.

Pensá cuál es el objetivo principal, el que englobará a todos los demás objetivos. Distribuí en el tiempo (un tiempo lógico y no utópico) las metas que te proponés alcanzar. Animate a pensar en grande, pero a planificar con los pies sobre la tierra. Planteate las estrategias que implementarás para alcanzar cada meta y tené en cuenta la posible articulación de cada objetivo alcanzado con el siguiente, el que vendrá.

  • Capacitate, formate, informate.

Considerá la opción de contratar un coach, mentor, tutor o alguien que tenga la experiencia y el conocimiento suficiente para brindarte las herramientas que necesitás en el proceso que implicara llevar adelante tu proyecto. La mirada, la escucha y el feedback de quien puede ser más objetivo que vos y que cuenta a su vez con la idoneidad óptima para acompañarte en este camino. Mas allá de todos los cursos que realices, los libros que leas o los tutoriales que te bajes de internet, la presencia de quien te orientará y guiará en el liderazgo de tu proyecto es sumamente enriquecedora y marcará un antes y un después en tu emprendimiento.

  • Establecé una efectiva red de contactos.

No solo se trata de conocer a más personas sino de conocer a las personas adecuadas para vos en este momento. Y las personas adecuadas son aquellas que aportarán a tu proyecto ya sea porque formarán parte del mismo o porque su energía, apoyo y acompañamiento serán de vital importancia para vos. Lo que quiero señalar es que se trata de rodearte de personas que te nutran y que no boicoteen tu crecimiento. Tendrás que agudizar tus habilidades para seleccionar a aquellos que puedan marcar una diferencia en tu proyecto, con quienes podrás hacer alguna alianza estratégica y/o quienes te ayudarán con la motivación y la anergia constante siempre arriba.

  • Armá un equipo sólido en quienes delegar determinadas tareas

Mas allá de que encares tu proyecto en soledad siempre habrá tareas que podrás delegar y que al hacerlo contarás con más tiempo y energía para que te puedas abocar a lo más importante. Se trate de un proyecto laboral, académico, de la organización de un evento o la compra de una vivienda, más allá de lo diferente que son todas estas actividades que acabo de mencionar, todas tiene algo en común y es que en cualquiera de ellas hay cosas que se pueden delegar en personas idóneas y de confianza que harán estas tareas comprometidamente. De esta manera el tiempo que vos no le dedicás a eso se lo podrás dedicar a seguir avanzando en los objetivos principales. Aprendé a soltar seleccionando personas de tu confianza que se encargarán de tareas que no es estrictamente necesario que las hagas vos. Correte por un tiempo al menos de ese lugar de omnipotencia que te hacer creer que como haces vos las cosas no las hará nadie, porque de esa manera solo lográs quedarte estancado en el mismo lugar sin poder avanzar y sin poder crecer.

 

En resumen: la organización, la capacidad de delegar, una buena red de contactos y la formación y el entrenamiento constante son herramientas y habilidades fundamentales para lograr ser un exitoso líder en cualquier proyecto que lleves a cabo.

Y vos, ¿con cuál de estas habilidades contás? ¿Tenés en cuenta alguna otra capacidad además de las que he mencionado? Te invito a que dejes tus comentarios y opiniones y que contribuyas a continuar debatiendo sobre el tema.

Y te agradezco que estés allí, del otro lado, leyendo los artículos que escribo semana a semana pensando en vos.

¡Un fuerte abrazo!

María Noel

Artículos relacionados:

 
Ya te descargaste el ebook: “Como desarrollar tu proyecto de vida y cumplir tus sueños más ambiciosos”? Descargátelo ahora aquí!! ¡No te lo pierdas!

 

Sobre María Noel

Maria Noel Lucano Soy María Noel Lucano, empresaria, coach y consultora especializada en ayudar y orientar a personas que desean realizar cambios transformacionales en sus vidas. Mi objetivo es asesorar y brindar herramientas y recursos prácticos a los individuos y equipos que eligen transitar el maravilloso camino que implica liderar sus propias vidas.

2 comentarios
  1. Excelente articulo. Gracias por compartirlo.

    • Gracias a vos por leerlo! Y me alegro que te haya gustado. Saludos!

Responder

Coaching vía Skype

Trabajo con personas de cualquier país de habla hispana y desde cualquier lugar del mundo, ya sea de manera presencial o mediante sesiones por Skype. Si estás en Buenos Aires, podremos trabajar de manera presencial, y en cualquier otro lugar del mundo lo haremos mediante sesiones por Skype. ¡Por lo tanto, la distancia no es un obstáculo para que trabajemos juntos!

Seguime