Tres claves para tomar las decisiones más óptimas para vos

Tomar la mejor decisión

3 Claves para tomar la mejor decisión

No te pierdas este video donde te voy a contar que te conviene hacer para tomar decisiones asertivas y no te paralices a la hora de tener que accionar.

 

Artículos relacionados:
 

¿Estás listo para encontrarte con tu propio deseo e ir en pos de tus metas, más allá de todo y a pesar de todo?
Te invito a que conversemos sobre esto:
http://www.marianoellucano.com/hablemos/

3 comentarios
  1. En la 1ra. Clave, el escollo es no tener ni principios ni valores firmes, ser ambivalente en muchas situaciones donde juegan la falta de confianza en uno mismo, la retroalimentación solitaria por falta de aprendizaje a “mamardel pecho bueno” de lo social, la envidia del “otro” poseedor de todo lo deseable (afecto, éxito familiar, social, prestigio, bienestar material, crecimiento y por sobretodo códigos, valentía y libertad de acción)Ese “otro” puede ser vivido como aquél que con el cual, al interaccionar, sólo él sale beneficiado, dejándolo a uno despojado del logro (en realidad es una trampa porque creo que a ningún profesional le resultaría grato que su trabajo “en el otro” fracasará, aún cobrando valiosos honorarios. Es lo mismo que me pasa a mí cuando mi trabajo fue pagado por alguien a quién no le sirvió)
    En la 2da.
    Sí, me queda claro que las sustituciones son cómodas pero no nos acercan a lo deseado. Yo no creo que aquél que quiere tener una relación valiosa con alguien del sexo opuesto, deba comenzar con un/una meretriz. Me parece una buena señal de alerta, evocar en sí lo que estamos actuando está en función de lo genuino deseado (cosa que también plantea otra dificultad a la clave: qué es lo “genuino deseado”. Por ejemplo: yo me casé con la mujer qué “podia tolerar”, pero no tal vez a la qué podía amar (si es que soy capaz de amar a una mujer. Por lo tanto no me habría equivocado si era lo que podía. Sí eso no era suficiente: Debería haberme abstenido de hacer familia a los 42 años? )
    En la 3ra. Clave
    Es percibir el resultado del accionar en una elección. Sí enriquece o empobrece.
    Acá hay una dificultad: puede que alguien viva su enriquecimiento como una pérdida o alejamiento de lo deseado que pertenece a un plano fantástico, nunca integrado a su mundo real. Ej. la persona tiene esposa, tiene hijos, un trabajo, pero de los tres, del único que no reniega es del hijo. Pero lo demás es frustrante: él hubiese querido que su esposa y su trabajo hubiesen sido otros y sufre por no poder integrar sus “bienes”(casa, hijo, esposa, trabajo) se aísla del contexto social porque no sé puede mostrar con tanta insatisfacción e infelicidad, e indirectamente empobrece al resto de la familia: su esposa e hijos y hasta padres y hermanos)
    Hacer consciente aquello que suma, aceptarlo como valioso, a veces entra en colisión con fantasías o fantasmas que con técnicas conductuales no se soluciona el problema porque son temporales y lo único que puede dar permanencia es un trabajo profundo en el contexto del psicoanálisis aunque lleve toda la vida. Lo cognitivo conductual o el aprendizaje asertivo pueden ayudar y mucho, si se pueden integrar al proceso del cambio discursivo de uno mismo: el diálogo con uno y el “otro” que es uno también en la figura del analista (sólo no se puede. Se necesita de un interlocutor válido como el “otro” que pregunta, se detiene y “ve” otra posibilidad o se la plantea como un pensar en una idea que lleve a vencer el acto de repetición, cambiando lo por uno nuevo, orientado a un resultado de bienestar o felicidad.
    Cuál es el bien incuestionable perseguido por el hombre: la felicidad. En ello, racionalmente, todos estamos de acuerdo. Sin embargo hacemos poco para lograr aquéllo que nos falta: “la falta” y nos lamentamos por no tenerla, esperando que nos va a llegar no sabiendo “cómo hacer” no sabiendo bien Qué es?: Acaso el amor del otro? El amor por lo que uno hace y para quienes lo hace? La satisfacción de la sexualidad puesta en la manipulación del otro a través de la seducción o el poder? La sexualidad monógama basada en una fuerte identidad de pareja con renunciamiento a presiones narcicísticas (que hacen intolerable la pérdida de lozanía y belleza y la aparición del tedio a la imagen, los hábitos y hasta el olor del otro)
    Acaso es el éxito o el poder y la riqueza?
    Cómo nos instrumentamos para “ganar”riqueza de vida?
    Yo por ejemplo: pienso que mi felicidad pasa por gustarle a la mujer que a mí me gusta, pero como yo no me gustó a mí mismo, creo que el otro o sea ella, me percibe igual que yo a mí mismo. Por ende me da mucho miedo acercarme y encontrarme con el mismo rechazo que el otro ve en mí. Ello se traduce en parálisis o acciones repetidas destinadas a confirmar el rechazo. Tampoco estas vivencias de autorechazo permiten aprender a autodefinirse y por ende poder seducir a otro generando valores y códigos que permitan un cambio de rol en el acercamiento: presentar ante el otro un perfil que en su imaginario y en los usos y costumbres resulte “de agrado” o “esperable” o “aceptable”
    El mayor obstáculo es el discurso réprobo de uno mismo. Y eso no se cambia con clase de conducta. Hay que conocer desde lo simbólico el origen (tal vez una madre que manejó mal su amor, su odio y sus miedos con sus hijos) para ver si podemos resignificar los símbolos y estructurar un nuevo discurso de uno mismo desde el pasado y en el presente.
    Yo no creo en esa frase “Impossible is nothing. Is just temporary” (Muhammad Alí) que la toma Nike para sus campañas. Alí “no pudo con su verborragia superar a Larry Holmes (su ex sparring quién lo derrotó por KOT) ni su envejecimiento, ni todos los golpes recibidos) Yo creo en ” Something is, or something’s are worthly possible to gain. Is necessary to find them and work on them, to get them”

  2. Gracias.He conectado y me ha gustado mucho.

    • Me alegro! Aqui estoy para lo que necesites a la hora de tomar decisiones. Saludos!
      Maria Noel

Responder

Coaching vía Skype

Trabajo con personas de cualquier país de habla hispana y desde cualquier lugar del mundo, ya sea de manera presencial o mediante sesiones por Skype. Si estás en Buenos Aires, podremos trabajar de manera presencial, y en cualquier otro lugar del mundo lo haremos mediante sesiones por Skype. ¡Por lo tanto, la distancia no es un obstáculo para que trabajemos juntos!

Seguime