Qué hacer cuando no sabemos qué elegir para definir nuestro futuro laboral y profesional

Qué hacer cuando no sabemos qué elegir para definir nuestro futuro laboral y profesional

¿Qué hacer cuando no sabemos qué elegir para definir nuestro futuro laboral y profesional?

Seguramente habrás escuchado desde pequeño, ya sea por parte de tus padres o de un gran sector de la sociedad, preguntas tales como: “¿A qué te vas a dedicar cuando seas grande?”,” ¿Que querés estudiar?”, o “¿De qué vas a trabajar?”

Todas estas preguntas, hechas al pasar y con mucha liviandad, como si elegir una carrera, profesión, oficio o actividad, fuera lo mismo que decidir que remera te vas a poner para salir a la calle. Claramente son decisiones complejas, que involucran muchas variables y que llevan un tiempo para poder elaborarlas y procesarlas. Y no solo me refiero a un tiempo externo y objetivo sino a un tiempo interno y subjetivo (o sea personal, que significa que no es para todo el mundo igual).

Claro esta que para algunas personas es innato y natural detectar cual es su talento, su hobby, su pasión y su vocación. De esta manera es más sencillo trazar un camino a manera de una hoja de ruta y plantearse metas y objetivos a cumplir, porque suele estar claro de entrada hacia donde se quiere llegar.

El inconveniente aparece cuando no se tiene claro, que es lo que a uno verdaderamente le gusta, cual es la diferencia entre un hobby y una vocación o que es aquello que a un lo atrae al punto de pensar en dedicarse toda o gran parte de su vida a desarrollarse en ese campo y vivir de esa actividad.

Es demasiado pretencioso a mi entender, que se le exija a un niño, adolescente o a alguien que recién termina sus estudios secundarios, que pueda definir y expresar con claridad cuál es su motor en la vida y a que piensa dedicarse de ahora en más. Planteo esto de lo pretencioso, porque los seres humanos estamos en constante cambio y más aún en momentos como la adolescencia o el fin de la misma (entre los 18 y 22 años aproximadamente), momento en el cual son muchas más las preguntas que las respuestas que se tienen y mas las dudas que las certezas.

Muchas veces, movidos por la presión y los mandatos familiares y sociales, se eligen carreras o trabajos que nada tienen que ver con el deseo de uno y eso lamentablemente, a la larga, trae secuelas que se evidencian en la frustración, la angustia, el enojo y la inconformidad constante.

Es realmente placentero y satisfactorio sentir que uno ha podido elegir desde el deseo, desde la pasión y sobre todo siendo genuino y honesto con uno mismo y con lo que a uno lo moviliza.

Ahora bien, qué hacer cuando no sabemos ni siquiera por donde arrancar, cuando la gran cantidad de información que recibimos sobre carreras o trabajos posibles nos abruman, cuando nos interesan varias cosas a la vez o cuando por el contrario, pareciera que todo nos da lo mismo?

Si sos de lo que te estás haciendo estas preguntas, tené en cuenta lo siguiente:

    • Considera la opción de contratar los servicios de un profesional idóneo en el área de orientación vocacional y diseño de carrera, de manera de poder trabajar e investigar no solo las opciones que el mercado presenta, sino fundamentalmente, hacer un recorrido de conocimiento personal que te permita registrar tus fortalezas, debilidades, habilidades y los recursos óptimos con los que contas, para poder realizar tu elección.

 

    • Participa de foros, debates, encuentros, ya sea por internet como presenciales (siempre existen esos encuentros), solo tenes que estar atento y buscar. De esta forma te contactaras con personas que estan atravesando situaciones similares a la tuya y podrás encontrar redes de contención para compartir información, aclarar dudas e inquietudes y no sentirte presionado ni incomodo.

 

    • Lee, lee y lee. Es importante que estés informado y actualizado, ya sea por el diario, las redes sociales, los diferentes medios de comunicación. Muchas veces desconocemos la existencia de ciertos trabajos o carreras no convencionales y cuando las conocemos registramos y nos sorprendemos porque tal vez nos pueden interesar.

 

  • No pienses solo en lo conservador y tradicional (y esto lo relaciono directamente con el punto anterior). A veces lo que estudiamos (carrera universitaria, oficio, actividades artísticas, deportivas, etc.) podemos utilizarlo de manera no común y pensarlo como un medio o herramienta para otro fin. Por ejemplo, estudiar medicina, pero no para atender pacientes que sería lo más clásico, sino para dedicarse al ámbito de la investigación sobre la cura y evolución de una enfermedad especifica.

Y ahora ¡¡te toca a vos!!

Contanos qué opinas sobre el artículo, que experiencia has tenido en cuanto a tu elección vocacional y como te ha ido con lo que has elegido (si lo has hecho) o en que instancia estás en tu vida en este momento. Nos interesa mucho, que nos compartas tu experiencia.

¡Gracias por leerme!

 

Lic. María Noel Lucano

Responder

Coaching vía Skype

Trabajo con personas de cualquier país de habla hispana y desde cualquier lugar del mundo, ya sea de manera presencial o mediante sesiones por Skype. Si estás en Buenos Aires, podremos trabajar de manera presencial, y en cualquier otro lugar del mundo lo haremos mediante sesiones por Skype. ¡Por lo tanto, la distancia no es un obstáculo para que trabajemos juntos!

Seguime