Momentos de crisis: Momentos de cambios

Momentos de crisis: Momentos de cambios
Momentos de crisis: Momentos de cambios

Momentos de crisis: Momentos de cambios y oportunidades

Si bien es sabido que crisis equivale a oportunidad tal vez no es lo más común que ante el surgimiento de una, se mantenga una postura positiva y proactiva. La negación suele ser una de las maneras en que reaccionamos ante las crisis desconociendo que poder hablar de crisis implica comenzar a promoverla y esto es en definitiva, lo que nos permite pensar en progresar.

Manteniendo siempre una misma actitud no generamos cambios, y son justamente las crisis las que al provocar un quiebre, nos presentan desafíos que promueven la necesidad de hacer modificaciones en las diferentes aéreas de nuestras vidas.

Los momentos de cambios conllevan peligros y oportunidades. Ante estos, aparece el miedo, que puede paralizarnos si olvidamos tomarlo como un aliado ya que nos permite prepararnos para enfrentar situaciones consideradas de riesgo. Desmitificando el miedo, rompiendo el paradigma del mismo como algo estrictamente negativo y propio de personas cobardes, nos enfrentamos  ante nuestros propios recursos, siendo la creatividad uno de ellos.

Contamos a su vez con lo que se denomina inteligencia emocional que es la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y manejar óptimamente las emociones, en nosotros y en nuestras relaciones. Es la capacidad de sentir, entender y aplicar el poder y la agudeza de las emociones como fuente de energía humana, información, conexión e influencia.

El respeto hacia los problemas, más que hacia las posibles salidas y soluciones, nos deja en un lugar de incompetencia y conformismo.

En cambio, sentir que podemos superar la crisis, capitalizándola y aprendiendo de ella es un mérito que logra aflorar lo mejor de cada uno y nos permite superarnos a nosotros mismos.

Lic. María Noel Lucano

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Responder

Coaching vía Skype

Trabajo con personas de cualquier país de habla hispana y desde cualquier lugar del mundo, ya sea de manera presencial o mediante sesiones por Skype. Si estás en Buenos Aires, podremos trabajar de manera presencial, y en cualquier otro lugar del mundo lo haremos mediante sesiones por Skype. ¡Por lo tanto, la distancia no es un obstáculo para que trabajemos juntos!

Seguime