Cómo vender mis servicios profesionales

Cómo vender servicios profesionales

¿Cómo vender mis servicios profesionales?
¿Qué hacer cuando no sé hacerlo o tengo miedo a vender?

Estamos inmersos en una sociedad impregnada de cuestiones ideológicas y culturales que han generado temor y resistencia en el ámbito profesional o de servicios en general, en torno al tema de la venta.

Nos hemos formado y muchos lo continuamos haciendo, para poder generar dinero en base a aquello de lo cual elegimos trabajar, pero no solo no nos han instruido sobre cómo vender nuestros servicios y aquello para lo que nos preparamos y especializamos, sino que además pareciera que se ha establecido el tema “vender nuestros servicios profesionales” como un tema tabú.

En líneas generales encuentro que a la mayoría de las personas que han estudiado una carrera universitaria, terciaria o tecnicatura, le resulta difícil hablar de vender, ponerle precio a sus servicios profesionales, negociar y menos aún poder sentir placer a la hora de cerrar una venta o negocio.

¿Qué hacer entonces cuando el temor, la vergüenza y la falta de conocimiento en el tema, nos genera un obstáculo y nos impide vender aquello, para lo que nos hemos preparado y de lo cual queremos vivir?

 

 

  • Tener en cuenta que estamos trabajando y no teniendo un hobby o pasatiempo.

    Mas allá de que amemos lo que hacemos y nos cause mucho placer, no deja de ser un trabajo del cual queremos vivir.Y claramente para vivir necesitamos generar dinero.

    Intercambiar nuestro trabajo por dinero implica formar parte del sistema en el que vivimos y eso es noble.

 

  • Mantener constante contacto con colegas que estén ofreciendo servicios similares a los que ofrecemos nosotros, nos permite estar actualizados sobre los precios que está circulando en el mercado hoy en dia y en función de eso, elegir el rango en el que queremos manejarnos a la hora de poner un precio a lo que vamos a vender.

 

  • No dudar. Una vez que le dijimos a un potencial cliente lo que cuesta nuestro servicio, no vacilar ni mostrar dudas.

    Es fundamental sentir confianza y poder sostenerla, en aquello que planteamos.

    Tomate todo el tiempo que necesites para elegir el rango de precios en el que te manejaras, pero dese el momento que tenes un cliente delante y le planteas el número que deberá pagar por lo que ofreces, allí te plantas y allí te quedas.

    Y no me refiero a que no puedes negociar, si estás dispuesto a hacerlo. Me refiero a que sos vos el que decide lo que vale y lo que cuesta aquello que estas vendiendo.

    Por lo tanto mostrarte seguro de lo que decís, generara confianza en tu potencial cliente que te verá muy profesional en tu rol. Esto lo predispondrá positivamente para una posible compra.

 

Ahora te toca a vos compartir qué otras cosas te parecen importantes para ser tenidas en cuenta a la hora de cobrar por tus servicios profesionales. ¿Que ítems o pautas te han servido en el momento de vender lo que haces y conseguir más clientes? Me encantaría que lo compartas con nosotros.

¡Gracias por leerme semana a semana! Es un placer para mi, escribirte.

No dudes en dejarnos tus comentarios.

¡Nos encontramos el próximo jueves!

 

                                                                                              Lic. Maria Noel Lucano

1 comentario
  1. Muy buen tema! Muy bien desarrollado y muy oportuno. Es así, fluctuamos entre el chanta que se licencia en lo que le da la gana y el verdadero licenciado, que duda a la hora de poner precio a sus servicios…Qué país difícil, sin duda, donde nadie controla nada, donde se venden títulos se compran voluntades, se otorgan licencias truchas…cómo luchar contra todo eso cuando tenés principios totalmente antagónicos. Cómo volver a la meritocracia, al esfuerzo, la dedicación de muchas horas a una profesión que la jerarquiza y TE jerarquiza…

Responder

Coaching vía Skype

Trabajo con personas de cualquier país de habla hispana y desde cualquier lugar del mundo, ya sea de manera presencial o mediante sesiones por Skype. Si estás en Buenos Aires, podremos trabajar de manera presencial, y en cualquier otro lugar del mundo lo haremos mediante sesiones por Skype. ¡Por lo tanto, la distancia no es un obstáculo para que trabajemos juntos!

Seguime